¿Para qué sirve una máquina inercial?

 

Introducción

Las máquinas inerciales son elementos ya comunes en el rendimiento deportivo, pero si empezamos a buscar una respuesta concreta a la pregunta con la que comenzamos este artículo, comienzan las divergencias.

Es importante destacar que estas máquinas nacieron con un objetivo muy claro que era resolver un problema de salud en una situación concreta (la ingravidez), digo esto porque el rendimiento deportivo y sus necesidades se alejan mucho de las necesidades que pueda tener una persona normal para sus actividades de la vida diaria. Sólo tenemos que tomar como ejemplo cualquier deporte en el que se use un implemento para ver esto. Para intentar ganar el Tour de Francia, no nos servirá la bicicleta diseñada para pasear por un parque, para ganar un Grand Slam no veremos a nadie usando una raqueta de acero, ni veremos a nadie en la parrilla de Moto GP con una moto de calle.Esta reflexión es muy importante ya que el rendimiento deportivo se basa en detalles que marcan pequeñas diferencias que hacen que unos sean mejores que otros.

Resolver esta pregunta y saber si estas máquinas tienen alguna aplicación para mejorar el rendimiento deportivo, ha sido nuestro objetivo desde que en el año 2008 comenzamos a desarrollar y trabajar con estos productos.

 

Objetivos en una máquina inercial

Debemos comenzar por definir la herramienta para poder definir su uso de una forma argumentada, las máquinas inerciales tienen como objetivo mejorar la capacidad de frenar del deportista por un motivo muy sencillo, es el único sistema de entrenamiento de la fuerza en el que la carga no se desplaza linealmente compartiendo dirección y sentido con el desplazamiento del deportista, esto provoca un cambio fundamental en la dinámica de la carga que lo hace un sistema único. Mientras que en el resto de sistemas para el trabajo de la fuerza la transición de la fase concéntrica a la fase excéntrica se produce a velocidad 0, coincide con el final del recorrido articular.

En las máquinas inerciales la carga al girar sobre si misma no mantiene la dirección y sentido de nuestro desplazamiento (por eso se les llama tipo YoYo) y esto hace que en la transición concéntrica- excéntrica sólo sea el deportista el que cambia el sentido de su desplazamiento mientras que la máquina mantiene su sentido de giro inicial. Esta diferencia es la que las hace únicas y este es el motivo por el que estas máquinas desarrollan la capacidad de frenar, porque la carga tiene velocidad al comenzar la fase excéntrica y por eso tenemos que frenarla.

Comprender esto es la base para poder sacarle provecho a las máquinas inerciales ya que sus diferentes componentes van a definir como la máquina va a responder ante la aplicación de fuerza del deportista.

 

Tipología

Las máquinas inerciales se agrupan en dos tipos definidos por el diseño de su eje:

  • Máquinas de radio fijo: Estas máquinas tienen un eje de un radio fijo en toda su dimensión, es un cilindro. La característica más importante de esta máquina es que la variación en la velocidad de rotación de la máquina, tiene una relación directa con la aplicación de fuerza del deportista, de manera que cuanta más fuerza aplique el deportista, más rápido girará la máquina.
  • Máquinas de radio variable: Son las conocidas como poleas cónicas al tener un eje con forma de cono, estas máquinas tienen como característica más importante que permiten una ayuda al deportista para acelerar ya que el movimiento comienza aplicando fuerza sobre la zona con mayor radio del eje facilitando la aceleración, y a medida que la máquina va cogiendo velocidad, el radio sobre el que aplicamos fuerza en el eje va reduciéndose favoreciendo una velocidad mayor. El efecto es el mismo que el del cambio de marcha de nuestro coche, pudiendo conseguir una velocidad final mayor.

 

Detalle radio fijo RSP Squat Sport RSP Conic Sport máquina de radio variable.

 

A mayores del eje está el volante de inercia, un disco que está sujeto al eje formando un conjunto que girará en bloque sobre sí mismo. Las características de estos dos elementos (eje y volante de inercia) van a definir lº respuesta de la máquina ante la aplicación de fuerza, el volante de inercia va a determinar el valor mínimo de fuerza para que la máquina se ponga a girar y después se detenga, y las características del eje nos van a determinar la velocidad de rotación de ésta ante la misma fuerza aplicada.

 

 

A modo de resumen, ante la misma fuerza aplicada:

  • Cuanto más alto sea el momento de inercia de la máquina más tiempo tardará la máquina en arrancar y en parar.
  • Cuanto mayor sea el diámetro del eje, mayor velocidad de rotación alcanzaremos.

Escrito por:

  • Ramón Lago
  • Eduardo Domínguez

http://einercial.com/